CARTA DE APOYO ¡Salvemos el parque de Viveros de Ulia!

UN POCO DE HISTORIA PARA COMPRENDER NUESTRA LUCHA

Desde que en 2007 se cerrara la finca de los antiguos viveros municipales que  históricamente abastecieron  los  jardines públicos de la ciudad de Donostia, la Asociación de Vecinos de Ulia, muy ligada a su histórico parque, ha trabajado para realzar los recursos estéticos, ecológicos e históricos existentes en esta finca y, sobre todo, para convertir este entorno en un gran parque público para el uso y disfrute de todos los ciudadanos.

Así, a la petición de abrir el parque de Viveros de Ulia al público, sumamos en 2013 el proyecto Uliako Lore-Baratzak”. ¿Con qué objetivo? El de abrir esta finca como parque público y, a su vez, convertirlo en un gran jardín comunitario que sirviera, entre otras cosas, de lugar de encuentro para niños y mayores de la zona y alrededores.

babes-gutuna-uliako-mintegien-parkea-uliako-lore-baratzak

Fue en 2015, mediante concurso público, cuando conseguimos que el Ayuntamiento cediese al fin la custodia del parque.

babes-gutuna-uliako-mintegien-parkea1

carta-de-apoyo-parque-viveros-de-ulia1

babes-gutuna-uliako-mintegien-parkea2

Es importante destacar que nos referimos a un parque diseñado hace ya un siglo por reconocidos profesionales de la época como el arquitecto José Goikoa y el maestro jardinero Pierre Ducasse, que crearon un espacio emblemático que representa, hoy en día, un conjunto histórico  y cultural de gran biodiversidad digno de ser conservado desde cualquier enfoque que no sea el puramente especulativo.

En este espacio se conservan, además, los antiguos depósitos de agua de la ciudad, Buskando y Soroborda, que datan del siglo XIX y cuyo valor arquitectónico, ignorado a partir del cierre de la finca hace casi una década por las autoridades municipales correspondientes, se puso de relieve desde una entidad como la Sociedad de Ciencias Aranzadi, de  rigor y prestigio indiscutibles. Gracias a ello y a una resistencia vecinal con un compromiso similar al actual, Donostia tiene hoy en día la fortuna de contar con ellos, y los ciudadanos de poder visitarlos como parte inseparable de la finca.

En este contexto cabe destacar, con gran satisfacción por nuestra parte, el último gran logro en favor de la conservación del parque: el informe que la Sociedad de Ciencias de Aranzadi ha publicado este 19 de mayo de 2016 haciendo un análisis exhaustivo de las características y riqueza natural, patrimonial, histórica y social de la finca en su conjunto.

Sus conclusiones, como era de esperar,  son contrarias al proyecto de urbanización del parque. Ahora sólo queda que los responsables políticos, que hace un año desoyeron la petición ciudadana del preceptivo Estudio de Impacto Ambiental necesario para cualquier urbanización sostenible, sepan rectificar y sean coherentes con los principios que, en un año como 2016, abanderan cara a la galería. Cultura, democracia, sostenibilidad. Tres valores que tumbarían, uno a uno, en caso de continuar con su ansiado proyecto.

Pero aún no estamos en ese punto. Recordemos que desde el Ayuntamiento se pretende hacer, como si de un pastel se tratara, una partición a medida que arrasaría con un ecosistema indivisible (estamos seguros de que tanto la flora como la fauna del lugar no entienden de metros urbanizables y ocupan, qué inapropiados, los 14.450 m2 de la finca) y  conservar, eso sí, los depósitos de agua como si  el resto careciera del mismo valor…

ACERCANDO LA NATURALEZA A LA CIUDAD

En la actualidad podemos enorgullecernos de que el  parque abra sus puertas a diario gracias a la dedicación y esfuerzo de sus participantes y voluntarios. Así, día a día, junto a los trabajos de jardinería y las labores de limpieza y mantenimiento que un espacio de estas dimensiones requiere, el encanto natural de la parcela se hace más visible.

carta-de-apoyo-parque-viveros-de-ulia2

Y lo que es más importante, a día de hoy en este proyecto, que no deja de ser un pequeño-gran laboratorio de innovación en lo social, se fomenta la participación de todas las personas (independientemente de su edad,  género y condición) en actividades lúdico-educativas a la par que eco amigables, gracias al enorme potencial que nos ofrece este lugar para generar beneficios y retornos para nuestra comunidad. He aquí algunos ejemplos de ello.

babes-gutuna-uliako-mintegien-parkea-txiki-foxescarta-de-apoyo-parque-viveros-de-ulia-natura-bizi

carta-de-apoyo-parque-viveros-de-ulia-txiki-foxes

La realidad es que cada vez son más las personas y organizaciones interesadas en tomar parte en este proyecto, trabajar en las jornadas de Auzolan* o, sencillamente, acudir a disfrutar de un parque que, además de estar abierto a toda  la ciudadanía, constituye un nexo social para muchas personas que sin él (no hay otro en toda la zona) habían perdido algo tan sencillo e importante como el contacto real con sus vecinos.

EL GRAN PROBLEMA

Gracias al esfuerzo y la ilusión de cada vez más ciudadanos que ofrecen sus conocimientos y tiempo de forma altruista, este proyecto desempeña labores de participación social, medioambientales, culturales, educativas… El tipo de iniciativas que comprobamos que en otros lugares de Europa son reconocidos y apoyados desde las instituciones políticas en pos de lograr ciudades más humanas y sostenibles.

Lamentablemente, no es nuestro caso. El Ayuntamiento de Donostia proyecta la urbanización de esta parcela especificada en el Plan General de Ordenación Urbana, por lo que, el futuro de este proyecto, y del barrio también, están en el centro del debate público.

Por todo lo anterior, desde Uliako Lore-Baratzak y la Asociación de Vecinos de Ulia queremos pediros vuestro/tu  apoyo a nuestro proyecto mediante la firma de la siguiente petición. Nosotros no nos rendiremos, pero creemos que sólo mediante un fuerte apoyo social lograremos que las autoridades municipales rectifiquen y frenen su proyecto urbanístico conservando en su integridad nuestro preciado parque, patrimonio histórico, paisajístico y de marcado valor social para Donostia. De todo corazón, mila esker.

 

*El auzolan es el sistema de trabajo de una sociedad organizada en comunidades que se entienden a sí mismas como colectivos de vecinos. De ahí el propio nombre del auzolan: Trabajo de vecinos. Aunque la traducción habitual sea trabajo comunitario o prestación personal, la traducción literal es la de trabajo de vecinos o entre vecinos. (extracto del artículo publicado en la revista Haria nº 27)

PETICIÓN DE CONSERVACIÓN DEL PARQUE

 ¡Salvemos el parque de Viveros de Ulia!

peticion coservar el parque de viveros de uliaLa CARTA DE APOYO se encuentra al final de este documento. Una vez firmado envíanoslo a uliakolorebaratzak@gmail.com y/o uliakomintegiak@gmail.com. Muchísimas gracias!

%d bloggers like this: