Una invasora en tu cocina

La Fallopia japonica es una planta invasora procedente de Asia que fue introducida en Europa cono ornamental a mediados del siglo XIX. Está incluida en la lista de las 100 especies invasoras más dañinas de la Unión internacional para la conservación de la naturaleza (UICN).

Aquí también ha llegado causando graves daños ecológicos en las riberas de nuestros ríos, dado que desplaza a la vegetación autóctona y provoca pérdida de biodiversidad. También coloniza márgenes de vías férreas y carreteras. En el parque de los Viveros de Ulia la encontramos en el seto que bordea el camino principal y menos abundante en la zona de los compostadores.

Es una planta herbácea que presenta tallos huecos con nudos lo que recuerda al bambú. Alcanza un máximo de 3 a 4 metros de altura. La hoja es oval con la base truncada y el margen entero. Se dispone de forma alterna y mide de 7 a 14 cm de largo y de 5 a 12 cm de ancho. Los brotes nuevos tienen hojas de colores rojizos. La flor es de color blanco o crema en racimos erectos y aparece en verano. Es una planta dioica, con flores masculinas y femeninas en distintos pies, pero en Europa solo encontramos plantas femeninas por lo que su reproducción es asexual a través de fragmentos de tallo o raíz. Un trozo de 1 cm es capaz de producir una nueva planta haciendo sencillísima su dispersión. Tiene un potente sistema radicular formado por rizomas que llega a extenderse hasta 7 metros en horizontal y 3 en profundidad y causa daños en construcciones.

Hay varios métodos de control, el más efectivo parece ser la inyección de glifosato en sus tallos. Este herbicida está cada día está más en entredicho por ser “probablemente cancerígeno”. Además inyectar tallo por tallo es una tarea ingente porque sus masas cuentan con decenas de tallos por metro cuadrado.

Otro método que se cita como efectivo es la aplicación de agua marina a las hojas. Nosotros, comprometidos con un manejo ecológico del jardín, hemos decidido aplicar el método del agotamiento de sus raíces. Cada vez que brota cortamos sus tallos con lo que la raíz va perdiendo sus reservas que no puede recargar por no disponer de hojas que son las que realizan esta función a través de la fotosíntesis. Si bien suponemos que su total desaparición llevará tiempo. 😉

Para la lucha contra este tipo de plantas invasoras es fundamental disponer de la mayor información posible y en este sentido surgen páginas web como Eeiko que se nutre de citas de ciudadanos validadas por expertos para conformar un mapa de distribución exhaustivo. O tal vez, más fácil que todo esto sea contar con algún restaurante cercano (tan cercano como el alto de Miracruz) y ponga de moda el revuelto de Fallopia. Dejemos así vivir un poco más tranquilas a las setas mientras acabamos con esta plaga. Por si alguien se quiere adelantar a Juan Mari, aquí podéis ver unas sugerencias de preparación y alguna receta. ¡Podréis ver a qué llaman cocinar los estadounidenses!

Fuentes:

Advertisements
Tagged with:
flora, parkea-n argitaratua

Iruzkin bat utzi.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: