¡Sorpresas en Txiki Pups!

Aunque hoy nos resulte increíble (¡qué forma de llover la de estos días!), el pasado martes hizo una mañana espléndida. El sol brillaba, sin nubes a la vista. Y nuestro “jardín secreto”, que afortunadamente ya no lo es tanto, estaba exuberante. Y muy tranquilo. Qué gusto recorrerlo sin prisas y poder observar su magia de cerca…

Tras la “resaca” del domingo, que por suerte para ULB y todos los defensores del parque resultó un día movidito (recordaréis que hubo cita para fotografiarse contra su urbanización a finales de año), su atmósfera estaba intacta. Había algún voluntario trabajando en las baratzas, un par de vecinos leyendo un libro al sol en alguno de sus bancos, y, cómo no, varios Txiki Pups acompañados de sus “mayores” salseando aquí y allá ¡como todos los martes!

Odei acudió esta vez con el aita, así que se cumplió nuestro deseo de no contar sólo con amas en nuestra cita semanal…;) Además, resultó ser cocinero profesional, con lo que la hora del hamaiketako se convirtió en un coloquio gastronómico de lo más interesante…muy euskaldun, verdad? 😉

Claro que hubo también tiempo para el trabajo, no os vayáis a pensar…Anna y varias personas voluntarias se dedicaron a finalizar, atxurra en mano, las labores de reparación del bancal destinado a los más pequeños (ya a punto) e hicieron a cambio un descubrimiento que resultó todo un éxito entre mayores y pequeños…

Emocionada ante el hallazgo (Anna es bióloga de formación), cogió el animalito en sus manos con sumo cuidado y lo acercó, uno a uno, a cada uno de los txikis para que pudieran observarlo más de cerca… ¡qué excitación en sus caras! Además nos confesó, divertida, que a menudo había escuchado sus cantos cuando acudía al parque, pero nunca hasta ese momento había conseguido ver uno…

Hablamos del sapo partero, una especie protegida por la Directiva de Hábitats de la CEE que para nosotros es muy especial, pues es aquí donde encuentra desde hace décadas un entorno perfecto para desarrollarse. Su presencia es, además, necesaria para mantener el equilibrio natural en el ecosistema del parque.

Lo trasladamos, pues, junto a los txikis a un lugar donde no corriera peligro, y nos despedimos deseando volver a verlo a él o a alguno de sus congéneres lo más pronto posible…

tipi-viveros-ulia-txiki-pupsPero aquella no iba a ser la única sorpresa. Minutos después algún Txiki Pup descubría, en su exploración semanal, la guarida perfecta: Un teepee cubierto con una lona (eskerrik asko a Joxe, el arquitecto de este genial txoko) en cuyo interior descubrimos varios troncos colocados a modo de asiento… ¡parecía hecha a medida para ellos!…La diversión, de nuevo, estaba servida…

A los que aún no os habéis decidido… ¿Os animáis a conocernos la próxima semana? El parque necesita la protección de gente como vosotros. ¡Os esperamos con los brazos abiertos!

Advertisements
Tagged with:
ekimenak, familiak, parkea-n argitaratua

Iruzkin bat utzi.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: